• Amor y Alegría,  Vida

    La decadencia del mundo occidental y el diluvio que viene

    ( basado en la Vida de Jesús por Benito XVI (p.37s): sobre el Padre nuestro) Todas las tentaciones brotan de una fuente corrupta que llevamos dentro. Son los 7 canales del pecado: soberbia, ira, gula,avaricia, pereza,, lujuria, envidia. Vamos a detenernos sólo en tres de las más arraigadas en la sociedad actual. 1. La primera es la tentación de tener en vez de ser. Una persona vale por lo que es, no por lo que tiene. Esta sociedad materialista y llena de intereses, ha dado vuelta a ese principio. Ha convertido en ídolo el tener, el poseer, el acumular más dinero, más cosas, más pisos, más fincas, más acciones en…

  • Vida

    ¿Mansedumbre o ira?

    La pregunta está mal hecha. El manso guarda su ira. La mansedumbre modera a la ira, no la suprime. Es erróneo pensar que lo humano es sólo espiritual. Si alguien carece de la capacidad de irritarse es un “vicio”. Otra cosa es la cólera, el rencor y el deseo de venganza: son las tres formas de la ira contrarias a la moderación del creyente. El iracundo bueno deja entrever que ama la sinceridad y las actitudes honestas. Es bueno mostrar ira a los falsos devotos que te sonríen por delante y te clavan un cuchillo por detrás.A veces las personas malvadas y perversas esconden su mugre con un ropaje de…

  • envidia parroquia san gabriel
    Vida

    ¿Cómo nos defendemos de la envidia?

    ¿Cómo nos defendemos de tales monstruos? Cuando alguien critica, frena o daña un proyecto, hemos de inventar 10 o 12 nuevos. A la envidia sólo se la vence con ingenio y creatividad. Un hombre de Dios vence a ese vicio capital, si comienza de nuevo sin desánimo. Para acceder al artículo completo de nuestro periódico haga clic en "ver más".

  • la ira y la colera
    Vida

    La ira y la cólera

    El hombre manso puede mostrar ira. La ira no se muestra, piensan algunos. Es un error. El hombre no es sólo espíritu. No mostrar la ira es un “vicio” y un “pecado”. Otra cosa es la cólera, el rencor y el deseo de venganza: esas son las tres formas de ira contrarias a la moderación del creyente. Quien muestra la ira ama lo sincero y el proceder honesto. Es bueno mostrar la ira contra los falsos. La gente malvada esconde su mugre. No se debe pedir ayuda a quien puede dañarte. Hay que huir quienes no piden perdón. Usan la debilidad de otros para quitar la fama. Es un deber…