• Catequesis

    La oración

    Llegaron a un jardín llamado Getsemaní. Jesús dijo a discípulos. Quédense aquí, mientras voy orar. Luego llevó con el a Pedro, Santiago y Juan, y comenzó a sentir temor y a angustiarse. Entonces les dijo: Mi alma siente una tristeza de muerte. Quédense aquí velando. Y avanzando un poco, se postro y oraba que en lo posible no tuviera que pasar por esa hora. Decía: Abba, todo lo puedes: aleja de mi este cáliz. pero no se haga mi voluntad, sino la tuya. Después volvió y encontró a sus discípulos dormidos. Jesús dijo a Pedro: Simón, duermes? No has podido quedarte despierto mi siquiera una hora? Permanezcan despiertos y oren…

  • Liturgia

    Carnaval

    En Febrero o Marzo – según el año- hay un festejo popular que se llama Carnaval. Su origen se remonta a las Saturnales del Imperio Romano, en honor del planeta Saturno (los romanos de antes tenían creencias falsas y honraban a dioses inexistentes). Las Saturnales eran bailes de actos vinculados a la lujuria y a la intemperancia. La llegada del Evangelio cambió los hábitos. Siguieron esas fiestas, aunque no eran las Saturnales, sino carnaval. La palabra Carnaval viene de dos palabras latinas: carnem levare, que significan quitar la carne. De modo abreviado se decía Carne -vale, o sea, adiós a la carne. ¿Cuál era el sentido de esta expresión? Dos…

  • Liturgia

    Oración de acción de gracias para después de comulgar

    Jesús, creo firmemente en ti. Creo que ahora estás presente dentro de mí. Lo sé, si bien te suplico que aumentes mi Fe. Creo que en la Eucaristía te he recibido a ti, Señor mio y Dios mío. Creo que quieres llamarme a cambiar mis ideas fijas, mis juicios apurados, mis sentimientos locos y mi afectividad descontrolada. Mis sentidos exteriores no te notan. Mis ojos no te ven. Mis oídos no te oyen. Mis manos no te tocan. Mi lengua no te saborea. Mi olfato no funciona. Mi imaginación tampoco. Mi inteligencia no puede comprender este Misterio de amor. Con mi inteligencia sólo me atrevo a hacerte preguntas. Me respondes…

  • Liturgia

    ¿Por qué el pecado es horrible?

    La Encarnación, la Pasión y la Resurrección de Jesús no pueden entenderse sin su relación al pecado. Por eso, el pecado manifiesta toda su fealdad a la luz de Jesús.La terrible realidad del pecado queda bien clara en las parábolas que dice Jesús: el hijo pródigo, los viñadores homicidas, el mayordomo infiel. Jesús se presenta a sí mismo como el vencedor del pecado: El Hijo del Hombre vino a salvar lo que estaba perdido (Mateo 18:11). El mayor beneficio que nos da Jesús es el perdón de los pecados. Jesús ve en su muerte un sacrificio salvador para el perdón de nuestros pecados: “Esta es mi sangre derramada para el perdón…

  • Liturgia

    Los preceptos de la iglesia

    Artículo publicado en el boletín de la Parroquia San Gabriel Arcángel del día 21 de enero de 2018. Se mencionan los preceptos de la Iglesia y se trata el pecado mortal. Aunque no se hable de ello, el pecado mortal existe. Porque existen los Diez Mandamientos promulgados por Dios en el corazón humano y porque existen los Cinco Preceptos de la Iglesia, tomados de los Concilios.