• Hartos de todo, llenos de nada
    Liturgia

    Hartos de todo, llenos de nada

    Poema "Hartos de todos, llenos de nada" de Monseñor Osvaldo Santagada y comentarios del autor. Obtenido del libro "Presencia y Acción, Himnos de la Fe cristiana" Haga clic "leer más" para apreciar el poema completo y los comentarios de Monseñor Santagada

  • La amistad de dios
    Liturgia

    La amistad de Dios

    Vengo, Señor, cansado;¡Cuánta fatiga van cargandoMis hombros al fin del día!Dame tu fuerza y una caricia tuya para mis penas. Salí por la mañana entre los hombres,¡Y encontré tantos ricos que estaban pobres!La tierra llora,Porque sin ti la vida es poca cosa. ¡Tantos hombres maltrechos,sin ilusiones!;En ti buscan asilo sus manos torpes.Tu amor amigo, todo tu santo fuego para su frío. Yo roturé la tierra y puse el trigo;Tu diste el crecimiento para tus hijos.Así, en la tarde, con el cansancioA cuestas te alabo, Padre. Quiero todos los días salir contigo,Y volver a la tarde siendo tu amigo.Volver a casaY extenderte las manos dándote gracias. 1. Cuando el mal nos…

  • La amistad de Dios
    Liturgia

    El jornal de la viña

    Hora de la tarde,Fin de las labores.Amo de las viñas:Paga los trabajos de tus viñadores. Al romper el díaNos apalabraste.Cuidamos tu viñaDel alba a la tarde. Ahora que nos pagas,Nos lo das de balde,Que a jornal de gloriaNo hay trabajo grande. Das al de la tardeLo que el mañanero,Son tuyas las horasY tuyo el viñedo. A lo que sembramosDale crecimiento.Tu que eres la viña,Cuida los sarmientos. El hombre es un ser que se fatiga. LA fatiga no es estructural en la persona, sino solo circunstancial. El creyente pide a Dios dos cosas para superar su fatiga: la fuerza y una caricia. ¡La caricia de Dios! Como la de cualquier padre…

  • La Palabra de Dios
    Liturgia

    La Palabra de Dios

    Nuevo sol ilumina el horizonteEl lucero que brilla en la mañana;Es la luz que hacia el mundo el Padre envíaPara darnos la Vida en abundancia. Esta Luz es camino y es palabra,Quien la sigue jamás anda en tinieblas,Quien la asume recibe el don del Padre:El poder de ser hijos por la Gracia. Se convierta en nosotros la PalabraEn la luz que a los hombres ilumina,En la fuente que salta hasta la vida,En el Pan que repara nuestras fuerzas. En el himno de amor y de alabanzaQue en el seno del Padre ha comenzado,Y al entrar en el mundo JesucristoCanta en nombre de toda creatura. Gloria a ti Padre nuestro y…

  • La vigilia de la fe
    Liturgia

    La vigilia de la Fe

    Nos dijeron de noche que estabas muerto, Y la Fe estuvo en vela junto a tu cuerpo La noche entera, La pasamos queriendo mover la piedra. No supieron contarlo los centinelas, Nadie supo la hora ni la manera; Antes del día Se cubrieron de gloria tus cinco heridas Si los cinco sentidos buscan el sueño, Que la Fe tenga el suyo vivo y despierto; La Fe velando, Para verte de noche resucitando. Con la vuelta del sol, Volverá a la tierra La gloria del señor. El hombre guarda la semilla del Espíritu santo, escondida en el fondo de su corazón. Por eso, Dios envía su palabra que actúa por medio…

  • presencia y accion - himnos de la fe cristiana - osvaldo santagada
    Liturgia

    La vigilia de Dios

    Al canto de los gallos viene la aurora;Los temores se alejan como las sombras.¡Dios, Padre nuestro,En tu nombre dormimos y amanecemos! Como luz nos visitas, Rey de los hombres,Como amor que vigila siempre de noche;Cuando quien duermeBajo el signo del sueño prueba la muerte. Del sueño del pecado nos resucitas,Y es señal de tu gracia la luz amiga.¡Dios, que nos velas!Tu nos sacas por gracia de las tinieblas. Comentario teológico espiritual1. Tener fe o vivir de la fe es aceptar la “noche”. Es cierto, debemos pasar la existencia entre peligros, traiciones y dudas.2. Quisiéramos solos mover la piedra de la tumba de Jesús para “ver” el momento mismo de la…

  • Liturgia

    Palabras liminares

    La riqueza de la larga tradición cristiana abarca también la poética. Sin la poesía, ¿Cómo se podría alabar a Dios de modo digno? Por eso, uno de los libros del Antiguo Testamento más leído y usado es el de los Salmos de David. Tan valiosos son esos poemas antiquísimos que las liturgias cristianas, no pueden celebrarse sin cantarlos. Hay otros poemas, cuyos autores – en la mayoría de los casos – han quedado para búsqueda infinita de los eruditos. Esos himnos se usan en el Oficio de lecturas que los sacerdotes católicos tienen obligación de rezar cada día. No es un rezo monótono, porque lo más hermoso de una religión…