comprar y comprar
Liturgia

Nuevas obras de misericordia corporales

1ª. Ducharse a menudo para evitar la depresión

2ª. Dormir lo necesario para poder tener buen espíritu

3ª. No contar enfermedades para no provocar la  lástima

3ª. No contar enfermedades para no provocar la  lástima

4ª. Aprender a oír música  junto a la familia

5ª. No ser adictos al consumo

Hay que ayudar a la gente que se siente frustrada o sola. Muchas personas van a comprar y pierden el control de la hora.

Además compran cosas que no necesitan, de las que luego se olvidan. Como ahora se usan tarjetas, gastan más dinero del que disponen en realidad.

Esta es una nueva adicción para la cual se preparan los avisos de la tele, radio y mercados. La gravedad está en que perjudica a la persona misma, en su cerebro,  y causa daños a la comunidad familiar. Cualquiera puede caer en la trampa. Por eso, es preciso evitar esta adicción como si fuera una droga mala.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *