Testimonios

Nuestra energía

Jesús dijo: “No tiren perlas a los cerdos”. La frase tiene un significado. Ante todo, nuestro tiempo: es preciso saber con quien gastar el tiempo. Hay personas que “comen” tu tiempo. Necesitamos guardar nuestra energía para los que valen la pena.

Preguntémonos: ¿Qué pérdida de energía diaria me impide concentrarme? ¿Las discusiones tontas? ¿Demasiada comida? ¿Películas repetidas o programas zonzos? ¿La preocupación por pequeñeces?

Hay formas para llenarse de energía:

  1. El silencio. Buscar y amar el silencio. En el silencio nos encontramos con nuestros valores íntimos.
  2. La oración como diálogo con Dios: hablar con Dios nos hace mucho bien.
  3. Las conversaciones inteligentes, las tertulias con los verdaderos amigos y el contacto con la naturaleza (el campo, el mar).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *