la edad de oro
Testimonios

No hay edad de oro

Desde hace medio siglo, los cristianos nos hemos imaginado que hubo una “edad de oro” de la fe: “la Iglesia primitiva”. La lectura del Nuevo Testamento, incluyendo los cuatro evangelios, nos permite comprender que ya en vida de Jesús hubo “luchas” para entender su mensaje.

Es verdad que algunas aberraciones del pasado ya no existen (quema de brujas, prohibir la ciencia, matar inocentes, guerras de religión, etc.). Sin embargo, hay otras locuras propias de hoy, y cada época tuvo las suyas. No somos tan libres como imaginamos. Lo de antes también aparece hoy con disfraz distinto.

Los demonios son legión. ¿Cuáles son los de este inicio del tercer milenio cristiano?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *