Catequesis

Jesús nos santifica ,cuando nos confesamos

Se necesita acercarse al Sacramento de la Confesión

Jesús impone las manos

No es lo mismo curar que sanar. Jesús cura a la gente, y caen postrados a sus pies. ¿Qué significa éso? Es reconocer la propia incapacidad de sanarse sólos. De reconocer que ellos son pecadores que ni siquiera pueden levantar su vista hacia El que los cura.

Nos postramos delante de Jesús cuando nos confesamos

No se puede ser discípulo de Jesús, sin reconocer los pecados en el sacramento de la Confesión. Ese es la gran crisis de la Iglesia en esta época. Nos quieren solidarios y ayudamos. Nos quieren hermanos y lo hacemos. Pero cuando nos dicen que debemos confesarnos, allí se terminó el cristianismo. Hay crisis porque los católicos no confiesan los pecados.

¿Por qué se niegan los católicos a confesarse?

1: Unos no se confiesan porque no quieren cambiar de vida. Les parece que están bien cómo están aunque tienen consciencia de sus pecados.

2: Otros no se confiesan porque dicen que nada tienen que arrepentirse. Y si llegan a confesarse hay que escuchar que ellos todo lo hacen bien.

3: Otros tienen miedo a que les pongan una penitencia acorde a sus pecados. Saben que deben pagar por sus culpas y hacer penitencia, pero prefieren morir en pecado a que se les ponga una penitencia grande.

4: Otros vivieron una vida tan llena de pecados que tienen vergüenza de decir su verdad delante de un “hombre”, pues así consideran al sacerdote. No tienen Fe de que se están postrando ante Jesús y El los perdonará.

5: Otros, en fin, no se confiesan porque deberían cambiar su actitud con sus hijos y familia. Como les permiten lo malo o no les harán hacer lo bueno, piensan que es inútil acercarse a Jesús. Estas pertenecen a una ideología de la misericordia de Dios que niega que Dios sea también justo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *