Catequesis

El pleno significado de la Navidad

• Cada año de vida crece y decrece. Cada etapa de la vida va y viene. Cada faceta de la vida nace y luego muere. Todo buen momento está condenado a convertirse en solo un recuerdo. Cada período perfecto de la vida se nos escapa y desaparece. Toda esperanza se desvanece y cada posibilidad se convierte al final en arcilla seca. Hasta que vuelve la Navidad. Entonces somos llamados al nivel más profundo, más subconsciente y menos consciente para comenzar a vivir de nuevo. La Navidad nos devuelve a todos al pesebre de la vida para empezar de nuevo: conscientes de lo que ha pasado antes, conscientes de que nada puede durar, pero llenos de esperanza de que esta vez, por fin, podamos aprender lo que se necesita para vivir bien, crecer plenamente en el alma y espíritu, y hazlo bien ( Joan Chittister).

• En Navidad, a través de su nacimiento lleno de gracia, Dios le dice al mundo: “Allí estoy. Estoy con ustedes. Yo soy tu vida … No tengas miedo de ser feliz. Porque desde que lloré, la alegría es un nivel de vida más adecuado que la ansiedad y el dolor de quienes piensan que no tienen esperanza. … Esta realidad, esta incomparable maravilla de mi todopoderoso amor, la he resguardado a salvo en el frío establo de este mundo. Estoy ahí. Ya no me voy de este mundo. Incluso si no me ves. Estoy ahí. Es Navidad. ¡Enciende los cirios! Tienen más derecho a existir que toda la oscuridad. Es Navidad. La Navidad dura para siempre ” (Karl Rahner).

• La Encarnación no significa que Dios nos salve de los dolores de esta vida. Significa que Dios está con nosotros. Para el cristiano, como para todos los demás, habrá temporadas de frío y soledad, temporadas de enfermedad, temporadas de frustración y una temporada en la que moriremos. La Navidad no nos da una escalera para salir de la condición humana. Nos da un taladro que nos permite profundizar en el corazón de todo lo que existe y, allí, encontrar a Jesús reluciente de divinidad (Avery Dulles).

Cartas unidas por el P. Ron Rohlheiser.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *