educacion sexual en escuelas
Educación

Educación sexual en las escuelas católicas

La educación sexual integral (ESI) según la ley se da en las escuelas del país. También en las católicas. Una calumnia dice que estamos en contra de la ESI. No es así, en nuestras escuelas se da esa cara de la cultura humana y cristiana de chicos, sólo que damos este saber según la fe y el valor cristiano de hombre.

Dicen que la ESI debe ser igual en las escuelas públicas y privadas, pues se trataría de dar un saber veraz y científico e igual, y luego se puede añadir el tema de cultura y religión.  La idea de hombre no se puede añadir a opiniones de ciencia que deben aún probar su certeza.

No hay rivalidad entre Fe y ciencia. Si es ciencia de veras, aceptará la verdad de Fe y la noción revelada del hombre que se halla en la Escritura, Tradición y Magisterio.

Por eso, la ESI que se da en nuestros colegios no puede ser igual a la de los estatales, si en esos institutos siguen los temas dudosos y censurables indicados por el Ministerio de educación y los impresos dados desde allí. Tienen graves errores científicos y omisiones. No asesoran bien y con la verdad.

Por eso, subrayamos la identidad del saber que damos. La sexualidad es un tema básico de la vida y para nosotros no hay brecha entre lo científico y lo religioso sino que hay una sola verdad sobre el hombre que tiene tres  medidas: científica, cultural, y religiosa. La ESI es una cara de la cultura total del hombre, el fin de la educación católica.

Además, la ESI no responde a una realidad en todos los casos. Los temas impuestos de modo oficial y, peor, ciertos libritos como los “Cuadernos de ESI, poco tienen de “integral”.

Esto es algo básico para el futuro del país porque esta cara primera de la vida no puede ser dada de cualquier modo.     Hay que dar educación para el amor para que los chicos crezcan sanos con su identidad de varón o mujer y se preparen para amar de verdad, constituir una familia basada sobre el matrimonio  y abrir ese amor a dar vida: ése es el futuro del país. (In 16)

por Héctor Auer

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *