• Catequesis

    Una renuncia a la violencia y la fuerza

    Nos acercamos a Jesús para recibir amor Los Políticos y los Espirituales Poncio Pilato es un procurador romano para que no haya disturbios en esa región del imperio. Herodes es el Rey de los judíos, pero Pilato es el que decide las cosas. Pilato hace preguntas políticas. Jesús responde con respuestas espirituales. A Pilato le han llegado acusaciones judías sobre un judío. Los propios judíos han entregado a Jesús a la autoridad romana. A los políticos no les interesa el amor, por eso nunca podrán comprender a Jesús. Mi Reino no es de este mundo Jesús contesta que no es un pretendiente del trono judío. Los reinos políticos en el…

  • Catequesis

    Confía en Dios sin vacilar

    El Amor recibido en el Bautismo Es probable que muchos católicos hayan olvidado la doctrina de la fe sobre el Bautismo en esta época de crisis. Lo cierto es que en el Bautismo cada persona, chico o grande, recibe el regalo del Espíritu Santo con sus siete dones. Los principales dones son la Fe, la Esperanza y la Caridad. Por eso, san Pablo dice a los corintios (1 Cor. 13:7): El amor disculpa todo por Cristo, cree en Cristo sin vacilar, espera todo de Cristo, soporta todo por Cristo. Esas palabras levantan nuestra alma a las cosas más altas, y nos enseñan como hacer para vivir alegres. Cuando disculpamos no…

  • Catequesis

    Orar sin cesar

    Cuando hablamos de la oración, enseguida pensamos en “las oraciones”. Las oraciones son las que aprendimos desde niños de memoria y se pronuncian con la boca y salen sonoras, o al menos se ve que movemos los labios. No hay garantía de que esos rezos broten del corazón, porque podrían repetirse como hacen los loros, aunque no se puede prejuzgar. Eso depende del modo como aprendimos a pronunciar esas súplicas y del ejemplo que recibimos de nuestros padres, abuelos y hermanos. En la oración importa mucho que estemos en comunión con el Dios uno y Trino. Esa comunión con Dios hacía tan especial la oración de Jesús. El buscaba el…

  • Catequesis

    Luchamos para vivir como Dios quiere

    Ver desde una perspectiva más alta La multitud que sigue a Jesús está compuesta por enfermos físicos, mentales, afligidos, paralíticos; y vienen de todas partes, y son judíos y paganos. No es un grupo homogéneo: es la humanidad entera delante de Jesús (Mateo 4:24). Para ver a todos Jesús sube a la montaña. Quiere verlos desde otra perspectiva la perspectiva de Dios. A todos: sanos y enfermos, judíos y extranjeros, cualquiera sea su situación social y su identidad. Jesús quiere valorar su identidad espiritual. Entonces enseña con palabras tiernas e inolvidables. Hay una santidad interior en cada persona El que es pobre de espíritu vive en el mundo como Dios…

  • Catequesis

    “Darás a luz a uno que es Anciano”

    Concebirás a uno que será grande ¿Por qué la Iglesia a lo largo de los siglos representó a Dios como un anciano? En la historia del art sacro el Padre eterno es pintado como un anciano y como una mano que señala la tierra y sale de una nube. Y desde el s. XII el Padre se representó como Anciano en las pinturas de la S. Trinidad. Otras veces se lo presenta como un Anciano de cuyo pecho salen rayos de luz hacia el Hijo recién nacido. O en las figuras del bautismo de Jesús, la voz del Padre es remplazada por la figura de una Anciano (Mateo 3:17). Existe…

  • Catequesis

    Dios escribe su Ley en cada corazón

    Es la consciencia interna del amor ¿Cómo salir al encuentro de lo inesperado? Moisés escribió los Mandamientos en piedras. Y los maestros llegaron a establecer 600 preceptos. Pero el Espíritu Santo que recibimos en el Bautismo escribió la Ley de Dios en nuestro corazón. Porque las leyes no pueden predecir ni anticipar lo que va a suceder. Es preciso que de la consciencia interior brote el amor que se nos ha dado, primero hacia Dios y luego enseguida hacia el prójimo. Si ponemos la ley del respeto en nuestra casa podemos hacer la lista sobre cómo respetar. Pero las listas nunca tocan todas las situaciones posibles. Se necesita tener amor…

  • Catequesis

    Dimensiones del hombre

    Cada uno de nosotros tiene 4 dimensiones: la física, la social, la mental o psicológica y la espiritual. La consciencia maneja una u otra de esas dimensiones, pero las cuatro trabajan unidas o deberían hacerlo. De lo contrario, si uno se queda en una sola de ellas, por ejemplo, la física, cabe lo que dice san Juan “lo que es carne, permanece carne” (Juan 3:6). Cuando alguna de esas dimensiones falta o no se usa, se dice que el hombre está dividido interiormente. Eso es el divorcio o separación: no funciona el amor y la persona se mueve por intereses accidentales. Así hoy la gente compra comida y remedios, pero…

  • Catequesis

    El pez por la boca muere

    Los discípulos no entienden a Jesús y quieren ser grandes Hacer nuestra voluntad o hacer la voluntad de Dios Pedro, Santiago y Juan pertenecen al círculo íntimo que estuvo en la Transfiguración y se sienten con más derechos que los demás. Quieren estar flanqueando a Jesús cuando Él llegue a la gloria. Jesús se da cuenta que ellos se equivocaron: él no es la estrella que los va a hacer brillar junto a Él. La copa de dolores Jesús les pregunta si pueden beber la copa de dolor y salvación, si pueden recibir el Bautismo de muerte y resurrección. Quien quiere seguir a Jesús debe primero dejar todo, negarse a…

  • Catequesis

    Los grandes

    Hay que hacerse pequeños para ser grandes El deseo natural brota de estar vivos Queremos ser importantes, estimados, centro de la atención y del elogio. Nos evaluamos según seamos promovidos o disminuidos. Eso es así: si nos disminuyen estamos tristes, si nos promueven estamos contentos. Esto sucede cada día. En todo queremos ser grandes. La tensión interna queda satisfecha si tenemos amigos poderosos, si somos ricos y famosos, respetados y admirados. Pero si somos pobres y desconocidos, la tensión interna se frustra. Por cierto, hay algunos que están peor que nosotros. Nuestras vidas se pasan en comparaciones con los de arriba y con los de abajo. ¿Por qué Jesús va…

  • Catequesis

    Los pequeños

    Querer hacerse grandes es una locura Destruir jerarquías para llegar a la escala espiritual Cuando S. Francisco de Asís besó al leproso, éste se hizo Jesucristo. Antes de besarlo era un pobre leproso. En el acto de besarlo se hace Cristo. Y cuando aparece Cristo, aparece el Padre. Así se comienza con el menor en la escala social y se termina en lo más alto de la escala espiritual. Cuando comenzamos con los pequeños en la escala social, tiramos abajo la jerarquía de la sociedad. Los que están arriba están llenos de invitaciones, los de abajo excluidos de la mesa. No pueden devolver favores. Es muy divertido empezar por abajo.…