• Educación

    Sentido del ayuno

    El ayuno y la abstinencia son para la Iglesia el principio de la alegría del corazón. Pues Jesús dijo: Cuando ayunen no estén tristes… Vemos en el ayuno y la abstinencia de carne una costumbre de la religión, que es obligatoria bajo precepto de pecado mortal. Asociamos el ayuno con algo fuera de lo común vinculado a los santos. Sin embargo, S. Tomas de Aquino, que es el doctor universal de la Iglesia dice que el ayuno es un deber de la Ley natural, y de la moral que se apoya en la Ley natural. Es un precepto natural primario, es decir que el hombre recibió cuando Dios lo constituyó…

  • Educación

    ¿Cómo vivir la soledad y el dolor?

    Dios elige a los solos para hacerlos videntes, profetas y testigos Cuando llegó el día fijado por la ley de Moisés para la purificación de ellos, llevaron al Niño a Jerusalén para presentarlo al Señor. Había allí una profetisa llamada Ana, hija de Fanuel, de la familia de Aser, mujer anciana que, casada en su juventud, había vivido siete años con su marido. Desde entonces permaneció viuda y tenía ochenta y cuatro años. Vivía en el Templo, sirviendo a Dios con ayunos y oraciones. Se presentó en ese mismo momento y se puso a dar gracias a Dios. Y hablaba sobre el Niño a quienes esperaban la redención del pueblo.…

  • Educación

    Las cosas de Dios y las cosas de los hombres

    ¿Cuál es la marca de la nueva humanidad? Las cosas de Dios La Santa Misa es la forma más perfecta de oración que la comunidad de los fieles presenta a Dios, Padre de nuestras naciones. Por esta oración queremos las cosas de Dios y no los defectos de los hombres. Tenemos que rogar que Dios intervenga en nuestros bretes y en malestar de nuestra nación. Las cosas de Dios son la fe, el coraje, ser considerado el último, ser servidor, y hacer el bien a todos. Las cosas de los hombres Algunas parecen simples y otras terribles. Las cosas de los hombres son: la falta de fe, el miedo, salvarse…

  • Educación

    El cuerpo y la capacidad de pensar

    Hay que educar al cuerpo para que funcione el alma Los recién nacidos Cuando nacemos somos un conjunto de posibilidades. Es preciso que el alma organice y construya poco a poco su cuerpo. El bebé debe aprender a hacer convergir sus dos ojos, a manejar sus dos manos, más tarde a hacer funcionar sus órganos de fonación. Para ello debe coordinar sus funciones cerebrales. Hacia los dos años el bebé toma consciencia de que su cuerpo es un todo.. El alma va construyendo la imagen que tiene cada uno de su cuerpo. No hay pensamiento sin la colaboración de todo el cuerpo Poco a poco vamos usando nuestro cuerpo según…

  • Catequesis

    Una renuncia a la violencia y la fuerza

    Nos acercamos a Jesús para recibir amor Los Políticos y los Espirituales Poncio Pilato es un procurador romano para que no haya disturbios en esa región del imperio. Herodes es el Rey de los judíos, pero Pilato es el que decide las cosas. Pilato hace preguntas políticas. Jesús responde con respuestas espirituales. A Pilato le han llegado acusaciones judías sobre un judío. Los propios judíos han entregado a Jesús a la autoridad romana. A los políticos no les interesa el amor, por eso nunca podrán comprender a Jesús. Mi Reino no es de este mundo Jesús contesta que no es un pretendiente del trono judío. Los reinos políticos en el…

  • Catequesis

    Confía en Dios sin vacilar

    El Amor recibido en el Bautismo Es probable que muchos católicos hayan olvidado la doctrina de la fe sobre el Bautismo en esta época de crisis. Lo cierto es que en el Bautismo cada persona, chico o grande, recibe el regalo del Espíritu Santo con sus siete dones. Los principales dones son la Fe, la Esperanza y la Caridad. Por eso, san Pablo dice a los corintios (1 Cor. 13:7): El amor disculpa todo por Cristo, cree en Cristo sin vacilar, espera todo de Cristo, soporta todo por Cristo. Esas palabras levantan nuestra alma a las cosas más altas, y nos enseñan como hacer para vivir alegres. Cuando disculpamos no…

  • Educación

    Perdona sin recordar

    San Pablo nos exhorta Sopórtense unos a otros y perdónense mutuamente por que el Señor los ha perdonado. (Colosenses 3:13). El perdón es muy difícil en ciertas circunstancias. Se ve claro eso cuando uno se confiesa de haber robado cosas o fama. El confesor está obligado a mandar “restituir” lo robado. Como se ve eso es algo complicado, en especial cuando se trata de la buena fama de los demás, o incluso de los bienes ajenos. El perdón no necesita ser inmediato. A veces, cuando lo que hay que perdonar es algo muy serio, es imprescindible alejarse de la persona malvada. Con todo, se puede llegar a perdonar considerando que…

  • Educación

    Responde sin discutir

    A veces nos hacen preguntas que encierran una trampa, como le hicieron a Jesús sus adversarios. Jesús respondía con parábolas u otros modos. Nosotros, en cambio, no entendemos enseguida que se trata de una trampa y al responder, no encontramos en medio de una discusión que nunca quisimos. Pero los otros sí deseaban. Ese es el problema del bullying que molesta a chicos y grandes. Recuerdo a un niño que vino a decirme que sus compañeros lo fastidiaban diciéndole tonto, como venganza de su capacidad intelectual. Le dije: ¿Quieres vencerlos? Es fácil. Cuando te digan “tonto”, les dices: Están equivocados, no soy tonto, soy requetetonto. Dicho y hecho. No lo…

  • Educación

    Disfruta sin quejarte

    Hay personas que no pueden evitar quejarse de algo. Se trata de un indicio de senilidad. Ya no pueden vivir la vida aceptando las dificultades de cada día. Por el contrario, el hombre sabio conoce la realidad de que vivir cada día es una milicia, o sea, exige fuerza y superación de los fracasos. Si todo fuera fácil, entonces no habría por qué esperar el Cielo. Por eso, dice san Pablo: Procedan en todo sin murmuraciones ni discusiones (Filipenses 2:14). Otras personas tienen una propensión a murmurar del prójimo. San Pablo dice a Tito (2:3): las mujeres de edad no deben ser murmuradoras. La murmuración es un vicio contra la…

  • Catequesis

    Orar sin cesar

    Cuando hablamos de la oración, enseguida pensamos en “las oraciones”. Las oraciones son las que aprendimos desde niños de memoria y se pronuncian con la boca y salen sonoras, o al menos se ve que movemos los labios. No hay garantía de que esos rezos broten del corazón, porque podrían repetirse como hacen los loros, aunque no se puede prejuzgar. Eso depende del modo como aprendimos a pronunciar esas súplicas y del ejemplo que recibimos de nuestros padres, abuelos y hermanos. En la oración importa mucho que estemos en comunión con el Dios uno y Trino. Esa comunión con Dios hacía tan especial la oración de Jesús. El buscaba el…